UNA GABARRA DE CIRESA SE HUNDE EN LA BAHÍA DE ALGECIRAS

La gabarra de Ciresa (Grupo Boluda) trasegaba fuel pesado desde la refineria de Cepsa-Algeciras a otros buques fondeados en la Bahía

21.01.03

 

 

Una gabarra cargada con 900 toneladas de fuel y 100 de gasoil se ha hundido esta madrugada en la bahía de Algeciras, al producirse una vía de agua en la popa, según han confirmado fuentes policiales. Dos de los ocupantes de la embarcación han sido rescatados, mientras que el capitán permanece desaparecido.

Los fuertes veintos al parecer han sido la causa del accidente. El Alcalde de Algeciras a lo largo de esta mañana ha expresado que al parecer la gabarra no ha vertido ni una sola de fuel, aunque las previsiones no son las mejores. Por le contrariuo Juan Carlos Juárez, Alcalde de La Línea desde el lugar del siniestro esta mañana explicaba que salía a la superficie el fuel propio de la gabarra y no el que trasnportaba y que permanece a 50 metros de profundidad.

La Spabunker IV tenía una tripulación de tres personas, y el capitán después de cuatro horas no había dado señales de vida, temiéndose lo peor.

Fuentes de Capitanía Marítima han explicado que los vientos reinantes en la zona durante toda la noche, han podido ser las causas que han producido el que la gabarra permanezca en el fondo de la bahía.

Las autoridades portuarias han desplegado un operativo de limpieza ante el riesgo de que la embarcación expulse combustible a la superficie. No obstante, Capitanía Marítima se muestra "optimista" ante la posibilidad de que eso no se produzca finalmente porque, al ir cargada la embarcación, está sellada, lo que dificultaría, en principio, la salida de combustible.

 

La Spabunker IV tiene una eslora de 37,6 metros, una manga de 11 metros e iba cargada al máximo de su posibilidad, 1000 Toneladas.

 

El Spabunker IV, probablemente pueda ser reflotado, por encontrarse muy cerca de la superficie, aunque se corre el riesgode rotura por ser las gabarras buques endebles, monocasco. La gabarra Spabunker fue construido en 1991 y se encontraba al tanto de todos los certificados de la sociedad clasificadora.

La primera impresión es que se ha cumplido estrictamente con lo previsto en el Convenio Marpol 1973 y en su Protocolo de 1978 y se está hablando de un accidente ineludible debido a las malas condiciones metereológicas imperantes en la zona de la bahía.