LA MANCHA DEL TAMAÑO DE LA ISLA DE MENORCA SE ALEJA DE LAS COSTAS ESPAÑOLAS

Las mancha procedentes del petrolero sumergido a 3.000 metros de profundidad y que se desplaza por el cantábrico ayudada por vientos de componente sur, sur-oeste, ya ha entrado en zona de salvamento de responsabilidad francesa.

 

 

El vicepresidente primero del gobierno, Mariano Rajoy aseguraba en una rueda de prensa a lo largo de esta mañana en Santander que la mancaha principal de crudo vertida por el Prestige se encontraba en zona de salvamento francesa. Rajoy aprovechó este acto para presentar la nueva unidad de control y seguimiento de las manchas en el Cantábrico, que dependerá de la de A Coruña y tendrá su sede física en el buque 'Galicia, atracado en el puerto de la capital cántabra.

La imagen del satélite Meteosat muestra las buenas condiciones meteorológicas en el atlántico estos días. Los vientos sur, sur-oeste tienden a alejar la mancha hacía Francia o las islas Británicas. Las condiciones climatológicas según las previsiones, tienden a permanecer en esta constante durante al menos dos días más. Esto implicaría que los vientos sigan alejando la mancha y quizás en la costa atlántica de Galicia, cesen los vientos que impiden la recogida del fuel de las playas y permitan continuar con el buen rtimo que hasta ahora se seguía en su limpieza.

 

Como se puede observar, los puntos negros en la parte superior derecha de la imagen son las manchas de mayor dimensión (mancha grande). Los puntos en el lateral inferior izquierdo señalan la situación del buque hundido y otras manchas menores.

http://www.ccmm-prestige.cesga.es/

 

La parte delantera de la gran mancha del Cantábrico, formada por numerosas manchas pequeñas, se encuentra a 92 millas de Gijón y su final está a 71 millas de Estaca de Bares, o lo que es lo mismo, a 170 y 120 kilómetros de ambos puntos respectivamente, mientras que se sitúa a 180 millas de las costas francesas.

Las condiciones metereologícas llevan propiciando este hecho desde hace tres días y parece ser que las mejores previsiones van a permitir que se siga sucediendo esto. La mancha tiende a alejarse y dejar respirar a las costas gallegas de nuevos embites que vuelvan a teñir de negro la superficie de sus playas.