EL PASO DEL CANAL DE LA MANCHA VUELVE A SER NOTICIA

Un espectacular abordaje en una de las rutas marítimas más transitadas del mundo somete el tráfico a restricciones y rigurosos controles de paso

 

 

Los sucesos se remontan al día 14 de Diciembre cuando en el paso del Canal de la Mancha, el buque M/V Tricolor con bandera del Registro Internacional Noruego de Buques y con casi 50.000 toneladas de peso muerto fue abordado por el M/V Kariba, buque portacontenedores registrado en Bahamas y con la mitad de peso que el Tricolor. El suceso tuvo lugar aproximadamente a las 00:40 horas GMT bajo unas condiciones de visibilidad reducidas debido a la espesa niebla.

El accidente que no causó victimas tuvo lugar a 30 millas marinas al este de Ramsgate al sur de Inglaterra. Ramsgate se encuentra en el mismo paralelo que la ciudad de Londres y es el inmediato "giro a la derecha" para incorporarse a las vías de separación de tráfico del canal. La colisión por tanto tuvo lugar en una zona muy frecuentada de buques que llegan y ponen rumbo a los puertos de Felixstowe, muelles de Tilbury y Hull, así como a los tráficos de ferry provenientes del continente (Amberes-Rotterdam-Scheveningen, Zeebrugge etc...) con destino a las islas.

El Tricolor cargado con aproximadamente 3.000 coches de lujo (BMW, Volvo, Saab) valorados en unos 30 millones de Libras esterlinas, se dirigía a Sothampton desde Zeebrugge, mientras que a la misma hora soltaba amarras el Kariba desde Amberes, con dirección al puerto frances en normandía de Le Havre. La metereología no acompañaba la situación y la niebla era baja y muy densa.

El Nicola un barco pequeño registrado en las Antillas Holandesas, abordó al tricolor dos días después de sucedida la colisión principal. Pudo llegar con su propia máquina y sin necesidad de remolque a su destino final, el puerto de Hamburgo.

 

El Tricolor después de haber sido abordado por el Kariba. Yace en una zona de poco calado y como se puede comprobar pierde combustible.

 

El Kariba, abordó con la proa al Tricolor la noche del 14 de Diciembre y se encuentre en un muelle del puerto Belga de Amberes.

 

Los dos buques colisionaron cuando el Kariba le metió la proa al Tricolor por su costado de estribor. Éste perdio su estabilidad y quedó volcado, descansado en su costado de babor en una zona de poca profundidad.

Dos días después, cuando parece que lo peor ha pasado, la tripulación ha sido evacuada con éxito, no existen derrames de combustible y no hay pérdida de vidas humanas, a las 00:40 horas GMT del 16 de Diciembre, el buque de 3.000 Toneladas Nicola, colisiona con el Tricolor. El naufragio al parecer, había sido correctamente señalizado por boyas de peligro aislado y se encontraban varios remolcadores en las cercanías atendiendo el salvamento.

El Nicola finalmente pudo proseguir con su propia máquina al puerto de Hamburgo donde será reparado de los daños sufridos. Un responsable de la compañía encargada del salvamento mencionaba refiriéndose al barco, "Si es capaz de llegar a Hamburgo con su propia máquina, el daño no puede haber sido muy importante, pues de lo contrario hubiese necesitado de la ayuda de varios remolcadores".

Más tarde, el lunes, el buque inglés "Anglesey" se incorporaba a la escena para junto a otros barcos franceses, advertir de la localización del peligro a los navegantes que se encontraban en las proximidades. Los siete tripulantes del buque Nicola no dufrieron daño alguno y fueron rescatados sanos y salvos.

 

  La Sociedad de Salvamento Smit International, en varios comunicados de prensa ha confirmado su nominación como empresa encargada por los armadores para poner el barco a flote dentro de un contrato de salvamento.La operación en un principio no debe de ser bastante complicada pues la profundidad de las aguas es poca . Los salvadores
confían en que puedan utilizar unas gruas que ayuden al barco a adrizarse, retomando su posición natural ayudados en la maniobra por la potencia de unos remolcadores que desde el lado contrario al de las grúas permitan facilitar la operación.

La prioridad para la empresa de salvamento, "es la de taponar cualquier fuga de combustible que el barco tuviera como consecuencia de la colisión, trasegar las 2.000 toneladas de combustible del Tricolor a un buque o gabarras y posteriormente proceder a iniciar las verdaderas labores de recuperación del buque. El portavoz de SMIT International comunicó que es posible que el barco ya haya sufrido alguna pérdida de lubricantes y combustibles de la sala de máquinas.

Los trabajos con los buzos se llevaron a cabo durante la semana pasada y el lunes 23 comenzaban eficazmente las labores de salvamento. Las grúas elevadoras han sido colocadas a lo largo del fin de semana del 20 al 22 y los remolcadores se encontraban en la zona. Aun así las condiciones metereológicas han impedido que el salvamento se iniciara antes, las nieblas, el estado de la mar e incluso la llegada con retraso del barco que traía las gruas fueron los factores decisivos. Smit tiene bastante experiencia en este tipo de operaciones. La más importante de todas y la que tuvo más repercusión pública fue la del rescate del submarino ruso Kursk en las aguas del Mar de Barents hundido a más de 700 metros de profundidad.